Blogia
Jose Labrandero - Ingeniero Medioambiental

Vertidos de aguas residuales en Jávea (Alicante)

Este emisario submarino denominado “El Arenal” ,enfrente de la playa del mismo nombre en esa localidad está vertiendo aguas residuales mal depuradas a una profundidad de unos 20 metros y a una distancia a la Playa del Arenal de 1.260 m aproximadamente.El emisario submarino de “El Arenal” es propiedad de la Entidat de Sanejament d’Aigües Residuals de la Comunitat Valenciana (EPSAR), entidad pública que depende del Gobierno Valenciano. El emisario es muy antiguo y ha sufrido diversas obras de acondicionamiento. Este vertido podría estar afectando gravemente al medio ambiente marino y también podría suponer un riesgo para la salud pública debido a la posible existencia de microorganismos, dado que se produce a 1,25 km de una de las principales y concurridas playas de arena de Jávea, la denominada “El Arenal”, que de forma paradójica viene recibiendo el galardón de la “Bandera Azul” en los últimos años.

En las cercanías del punto de vertido existen importantes espacios naturales protegidos cuyos hábitats y especies que albergan podrían verse afectados gravemente por el vertido, o verse en situación de riesgo grave, como la Reserva Marina del Cabo de San Antonio, espacio natural protegido y reconocido también como Espacio de Interés Comunitario (LIC). Varias de estas comunidades están bajo medidas de protección de la normativa europea (Directiva 92/43/CEE de hábitats), como son: Comunidad Infralitoral de Algas Esciáfilas, Comunidad Rodofitas Calcáreas, Coralígeno, Comunidades de Grietas y Cuevas oscuras, Pradera de Posidonia Oceanica. Las praderas de Posidonia oceanica pueden ser afectadas por la baja calidad de las aguas y su turbidez, que puede interferir con la función fotosintética de esas plantas marinas.

Esta variedad de comunidades lleva asociada la presencia de una gran diversidad de especies, muchas de las cuales están en la lista de especies a proteger: Eunicella verrucosa (Gorgonia), Scyllarides latus (Cigarra de mar), Epinephhelus guaza (Mero), Sciaena umbra (Corvallo), Posidonia oceánica (Fanerógama marina).

La excelente representación de un gran número de comunidades ligadas a estas costas rocosas, con un buen estado de conservación, confieren a la reserva marina del Cabo de San Antonio un elevado interés ambiental, científico, económico y turístico (es un paraíso para el buceo debido a la claridad de sus aguas y a su elevada biodiversidad marina). El Cabo de San Antonio es considerado como un límite biogeográfico con biocenosis y especies de gran interés científico, comercial-pesquero y ecológico. Entendemos que el responsable último de esta acción es la Entitat de Sanejament d’Aigües Residuals de la Comunitat Valenciana (EPSAR), así como las empresas encargadas de la supervisión y control del buen funcionamiento de los emisarios submarinos que hayan sido contratadas para esa labor. La empresa explotadora de esa estación depuradora (EDAR) es la UTE (Unión Temporal de Empresas) formada por las mercantiles Sociedad de Agricultores de la Vega y Depuración de Aguas del Mediterráneo (UTE SAV-DAM).Entendemos que las empresas responsables de esta acción son las que forman la UTE SAV-DAM y subsidiariamente la EPSAR.

En nuestra opinión estas acciones podrían encajar en los tipos penales establecidos en los artículos 325 (vertidos irregulares) a 332 (destrucción o alteración grave de hábitats protegidos) del vigente Código Penal, que contempla delitos contra los recursos naturales y el medio ambiente y a delitos relativos a la protección de la flora y la fauna.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres