Blogia
Jose Labrandero - Ingeniero Medioambiental

Aparte de emprendedor, pones la cama

Aparte de emprendedor, pones la cama

La semana pasada, hablando con una señora de esas que se te pegan cuando estás en la cola del puesto del mercado y que, lo que en realidad desea es colarse y entablar trifulca con otra “Mari” que también pretende saltarse su turno para pedir el “3cuarto y mitá de chope” , me llamó la atención su comentario:“Hijo, el problema del paro se soluciona con emprendedores. Estoy harta de oírlo en la tele. Lo que pasa es que la gente no quiere trabajar”. A sabiendas de que si yo le daba carrete me iba a empezar a soltar un peplo carente de interés y viendo que sus intenciones eran las de ser atendida antes que nadie, sólo asentí con la cabeza e hice como si no le prestase atención.

No obstante me hizo pensar. La mujer no tenía pinta de conectarse a Internet ni de saber nada de nuevas tecnologías. Sin embargo, por la conversación que a continuación tuvo con otra señora, que también esperaba en la cola, me encontraba, sin duda,ante una ávida televidente. Por tanto, el comentario que a mí me hizo sólo indica una cosa: la mentira del emprendedor también ha calado en la sociedad.

No sólo eso, sino que además todo lo relacionado con el emprendedor en esta época, ha de estar ligado casi de forma obligada a las nuevas tecnologías. No hay nada más incierto. Sin ir más lejos, el charcutero del mercado fue, hace tiempo, un emprendedor y ahí le ven repartiendo “chope y mortadela de aceitunas” a las impertinentes señoras que se quieren saltar el turno en la cola. Así que, emprender lo puede hacer cualquiera y no necesariamente en el mundo de las nuevas tecnologías.

Pero nos han vendido la moto y resulta extraño que a muy pocos de los 6.000.000 de parados se les haya pasado por la cabeza montarse su negocio. ¡Como si fuera sencillo! Tengo colegas emprendedores y yo mismo junto con otros Amigos queremos montar una cooperativa… y el camino no es sencillo. Esto es algo que no explican pero al político de turno se le llena la boca con eso de “favorecer al emprendedor”. En realidad cuando oigan a alguien del Gobierno decir que lo que necesita España son más emprendedores quieren decir otra cosa:

-          ¿Usted a qué se dedica?

-          No, yo estoy en paro y ando buscando trabajo pero no lo encuentro. Es que el panorama está fatal.

-          No hombre, no está tan mal. Lo que tiene que hacer usted es convertirse en emprendedor. Y esto lo tiene que hacer porque nosotros somos incapaces de conseguir que usted encuentre trabajo. Así que como el Gobierno no va a hacer nada porque usted lo descubra, es mejor que se lo fabrique.

Efectivamente, si pensamos que el político va a solucionar el problema del paro vamos dados, así que por ese lado, es verdad que es mejor ser emprendedor. Y aquí la cosa cambia: el Gobierno ha puesto en marcha grandes iniciativas. Te ayuda que montar una empresa sin tener que esperar meses de burocracia. Te vas a una oficina de la seguridad social, inscribes el nombre de tu empresa, firmas unos papeles y santas pascuas: ya eres todo un emprendedor. Es una bicoca: has pasado de engrosar la lista del paro a ser un empresario en toda regla de un día para otro. Y además el sistema te ayuda: te da una pasta gansa en forma de créditos a interés prácticamente cero, para que puedas empezar a generar negocio y empleo desde el minuto uno. Eso, aparte de poder cobrar tu prestación del paro, de forma íntegra y al instante para poder defenderte en esos primeros años en los que el trabajo y los gastos se te van a acumular. Además, cuando transcurran los primeros tres meses lo vas a flipar: ¿Qué alguien no te ha pagado por tus servicios? No te preocupes, Hacienda es súper-enrollada y no le tendrás que pagar el IVA hasta que tu cliente te haya pagado. Sí, Rajoy ha sido un tipo que ha mirado por el emprendedor y lo primero que hizo nada más llegar al Gobierno es sacar una Ley específica para potenciar el autoempleo… ¡Ah, coño! ¡Qué no, que todavía no ha hecho nada! Claro, en campaña electoral queda muy bien esto, pero por ejemplo, ¿cómo va a renunciar a cobrar unos ingresos como los del IVA, aunque el contribuyente no lo haya recibido? Y eso sin contar con que el emprendedor no trabaje para alguna Administración Pública, porque en ese caso además, tendrá que poner la cama, porque la Administración NO PAGA. Para ella no hay prisa, pero para que tú pagues tus impuestos a tiempo tienes que ir más rápido que un A380.

Luego, lo juntamos con el rollo de la generación mejor preparada. Esto es otra falacia más… Están mejor preparados aquellos que lo están, pero el resto sigue siendo rata de oficina de desempleo. ¿Cuántos chavales dejaron los estudios porque ganaban mucho más poniendo ladrillos? Esto ya es harina de otro costal pues aquí entraría nuestro sistema educativo (malo) y los sueldos (ínfimos) que pagan a alguien que se lo ha currado durante su etapa educativa.

En fin que ahora lo que tira es el emprendedor tecnológico. Y a ¿qué se dedica? Sobre todo les mola el rollo de las apps para dispositivos móviles. Pues mira chaval, como te dediques a esto, aparte de los impedimentos que vas a tener y que he mencionado te vas a encontrar con lo cutre que es la sociedad en la que vives. Si lo que pretendes es hacer una aplicación por la que la gente pague, vas apañado. Porque esto es un país de chorizos, y lo de los políticos es a gran escala, pero cada uno en su parcela choricea del mismo modo. Entérate: vives en un país en el que la gente se gasta 600 euracos en un iPhone o en un Galaxy S3 pero no pidas que se gasten 90 céntimos en una aplicación. Todo tiene que ser gratis y por la cara. Es más, como no quieren pagar por la aplicación muchos de ellos hackean el smartphone para no tener que pagar los 90 céntimos: eso en castellano tiene un nombre y se llama ROBAR. Así que olvídate, todos en este país llevan un pequeño Bárcenas en su interior.

No nos tiene que extrañar entonces que los emprendedores y los que realmente están preparados emigren del país. A fin de cuentas, fuera les van a valorar por su trabajo, van a apostar por su talento y por su idea, van a montar una empresa en un telediario y la sociedad les va a pagar por los productos, soluciones y servicios que desarrollen.

La nota musical la pone hoy un grupo español. Como este post ha empezado con una señora que ve mucho la televisión y yo siempre preferí la radio, me he decantado por este “On the Radio” de The Right Ons. Muy propios para tiempos como los actuales en los que triunfan grupos como The Black Keys  con su mezcla de Garage-Rock o Blues-Rock. The Rigth Ons suenan muy bien, hacen un rock de toda la vida, de esos que te retrotraen a tiempos pasados y que son muy conocidos en el panorama “indie” nacional e internacional. A disfrutarlos, emprendedores.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres